Jones Potato Farm

Decorative

Parrish, Florida

Papas cultivadas en Florida – se extienden bajo el cielo azul claro, el sol cálido y la brisa suave. El rico suelo arenoso produce sabrosas papas que captan la esencia de la generosidad agrícola del Estado del Sol.

En 1986, Alan Jones y su padre comenzaron las operaciones de cultivo de papas en Parrish, Florida, un área popular para el cultivo de tomates y sandía. Hoy en día, todavía de propiedad familiar, Jones Potato Farm cultiva 2.000 acres de la verdura favorita de Estados Unidos: ¡la papa! 

Jones Potato Farm no solo cultiva las frescas y vibrantes papas rojas y amarillas que se encuentran en el área de frutas y verduras del supermercado, sino que también cultiva las papas que eventualmente serán perfectamente sazonadas, papitas fritas crujientes a solo unos pocos pasillos de distancia en el supermercado. 

A medida que el otoño se convierte en invierno, Jones Potato Farm se prepara para la próxima temporada de cultivo de papas; sembrando diligentemente semillas de papa que brotarán y florecerán bajo el sol de Florida, listas para la cosecha a partir de febrero. Este inicio temprano asegura que las papas frescas de Jones Potato Farm estén entre las primeras en adornar las mesas cada año nuevo. 

Jones Potato Farm está profundamente arraigada en la comunidad y educa a la próxima generación sobre la procedencia de su comida. A través de organizaciones como Feeding Tampa Bay, Easterseals Southwest Florida, Farm to School, y Green and Growing, la granja no solo nutre los cuerpos sino también el espíritu de devolver a la comunidad. 

Jones Potato Farm está comprometida con prácticas sostenibles que preserven y protejan la tierra para las generaciones futuras. Aceptando los principios del Programa de Dirección 4R – aplicar la fuente correcta, al ritmo correcto, en el momento adecuado, en el lugar correcto – la granja no solo ha logrado resultados notables, sino que también ha sido honrada con el prestigioso Premio de Defensor 4R, un testimonio de su dedicación inquebrantable a la gestión ambiental.

A medida que la granja entra en una nueva era, con la próxima generación de la familia Jones dando un paso adelante para llevar la antorcha, Alan Jones reflexiona sobre la sabiduría atemporal transmitida a través de generaciones: “Aprendes a cultivar haciéndolo. Todos los días te despiertas, te colocas las botas y vuelves a hacer todo otra vez”.